Fundación Amigos de Miranda | Intervención con colectivos de riesgo
15613
page-template-default,page,page-id-15613,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-4,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

INTERVENCIÓN CON COLECTIVOS DE RIESGO

Dentro de los ámbitos de actuación que se marcan desde la Fundación, nos gustaría y pretendemos que se pueda dar cobertura y servicio a todo el espectro de personas para los que sea necesaria una integración o aquellos personas que pertenezcan a un colectivo de riesgo. Entre ellos:

Violencia de género

Las mujeres que sufren algún tipo de intimidación o acoso físico o psicológico causado por hombres que injustamente ejercen este trato sobre la mujer, conlleva la necesidad de ofrecer un soporte de ayuda necesario para permitirles reconducir su vida hacia una salida y que contribuya a vivir de forma diferente sin estar sometidas a un tercero. En la formación y la búsqueda de empleo así como con la intervención psicológica para restaurar la autoestima y los programas como el de “ no dependencia”, las mujeres adquieren roles y capacidades para prevenir las situaciones de acoso, aprender a detectarlas a tiempo así como a su abordaje. Ofrecemos las herramientas, los profesionales y el cariño y dedicación hasta su logro.

Adicciones en Adolescentes

Los jóvenes o adolescentes han encontrado entre las muchas formas de divertirse o forma de evadirse de los problemas, el consumo del alcohol, el tabaco o las drogas. Esto supone un cambio sustancial en su forma de comportarse entre los amigos y en la familia. Se producen situaciones de aislamiento o agresividad, de desconexión de la realidad y se propician dificultades en su entorno en general. Otra forma de adicción es el uso indiscriminado de las nuevas tecnologías como pueden ser los teléfonos móviles y sus aplicaciones. Es muy importante transmitir una buena educación social para aprender a disfrutar de la vida o afrontar los problemas que surgen en la adolescencia sin la necesidad de recurrir a estas adicciones. Desde la Fundación, favorecemos el tiempo de ocio y tiempo libre de los jóvenes aportándoles estrategias, espacios de recreo e intervención cuando sea necesario, para aprender a divertirse y superar las dificultades en su día a día.

Familias desectructuradas

Cuando hablamos de familia pensamos en unidad familiar, en una unión que permite encontrar los apoyos entre sus miembros pero cuando las situaciones de sobrecarga, la falta de ingresos, de medios, el estrés o la desesperanza invaden ese núcleo familiar, las relaciones interpersonales empiezan a deteriorarse afectando a la totalidad de sus miembros. La pareja comienza a no entenderse ni relacionarse, los reproches y la culpabilidad son los protagonistas de ese nuevo escenario y si hay hijos o padres viviendo en el domicilio, la situación se ve agravada.  Desde la Fundación queremos reconducir a las familias que se encuentren en una situación de primera necesidad de apoyos y prestarles así el soporte que necesiten para lograr que nuevamente puedan continuar con su vida en familia. Aportamos medios didácticos, apoyo profesional por parte de terapeutas de familia y otros recursos.

Hombres y Mujeres mayores de cuarenta y cinco años

Son el colectivo más afectado por las consecuencias de la falta o pérdida de empleo a partir de los 45 años. Han sido los principales proveedores de ingresos de la familia y, tras años ocupados a realizar una profesión específica en la mayoría de los casos, se encuentran con la complejidad y la dificultad de la búsqueda de un nuevo trabajo que cada vez se ve más complicado y en ocasiones entienden imposible. Su situación emocional sufre un revés tan fuerte que se ve afectado a todos los niveles personales y en su relación con el entorno. Para ayudar a este colectivo, la Fundación ha previsto generar también formación y reciclaje, así como el compromiso de la búsqueda de un empleo.

Situaciones de Acoso laboral

No es cuestión de género por parte del que acosa ni quien recibe las situaciones de acoso. Es una actuación particular de personas que bajo la desconsideración hacia un tercero, abordan las relaciones mediante el abuso, la desacreditación y las faltas continuadas de respeto y consideración a nivel personal y profesional. Las personas que acosan, centran su objetivo en la desacreditación hacia la otra persona para poder así buscar su propia satisfacción. No es una actuación accidental, quien acosa es plenamente consciente de lo que hace y sus consecuencias por lo que no parará hasta obtener su fin y es desmoralizar y apartar a la otra persona. Son muchos perfiles los que describen la personalidad de estos atacantes pero fundamentalmente como en cualquier caso de acoso, son las personas más cobardes y en el entorno laboral, las más improductivas e ineficientes. Para trabajar sobre estos sucesos, la Fundación pone a disposición de las personas afectadas, profesionales que saben intervenir en casos de acoso laboral para ayudarles a salir de su situación y a los servicios jurídicos de la Fundación que estudian el caso para valorar su intervención.

Bullying Acoso escolar

Se hacen extensivos los casos de abusos en adultos también a los menores y cada vez más, proliferan los casos de acoso escolar cometidos por niños y adolescentes a sus semejantes. En estos casos la violencia que se ejerce es desproporcionada ya que utilizan todos los medios a su alcance para menospreciar y someter al niño o al joven sobre el que han centrado su atención. Normalmente se tiene identificado el perfil del acosador pero nunca el de la víctima acosada por eso todos los niños pueden ser víctimas de estas vejaciones. La Fundación en su mimo por la atención a los niños y jóvenes, ha diseñado programas de intervención en infancia en el entorno escolar y permite siempre que seamos autorizados, a intervenir tanto desde el colegio o la escuela como en el domicilio o entorno de la víctima.

Adultos y Mayores

Se caracteriza por la prestación de servicios de atención a las personas mayores que viven en soledad o con cuidadores o cuidados ocasionales. Utilizamos fórmulas innovadoras con el único fin de hacer que la persona que se benefician de nuestro apoyo, puedan ver mejorada su autoestima y su autonomía física a nivel de la vida diaria y le permita reeducar todas aquellas capacidades mermadas o actividades que ya no ejecuta por retraimiento o falta de seguridad. Algunas de estas prestaciones serían: servicio de ergonomía doméstica, apoyo a las capacidades limitadas y acompañamiento entre otros.

Contamos con particulares y entidades colaboradoras que adquieren nuestra forma de actuar por lo que los servicios que prestan son compartidos y liderados por profesionales sociosanitarios.

Indigentes y minorias

Seguramente el colectivo desfavorecido con el cual nos podemos encontrar cada día, es el de indigentes. Vivir en la indigencia o en la pobreza supone una pérdida total de la dignidad de las personas por lo que la Fundación quiere ayudar a las asociaciones, entidades u organismos que luchan día a día por aquellas personas que vemos dormir en la calle, pedir en los semáforos, robar por necesidad e incluso llegar a situaciones de enfermedad o maltrato por terceros dadas sus circunstancias. Velamos por ellos, no les damos la espalda y les tendemos la mano para que cada día sean menos las personas que se encuentren en estas circunstancias y cada día seamos más, las que nos sumemos para lograrlo.

 

Otras minorías afectadas por la pérdida o falta de dignidad son las personas que se encuentran dentro de la trata de blancas, la inmigración ilegal, los refugiados, minorías étnicas… Para todos ellos trabajaremos en colaboración con otros agentes sociales por recuperar la Humanización y la Dignidad de todas las personas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Aviso Legal

ACEPTAR
Aviso de cookies