Fundación Amigos de Miranda | Voluntariado Social
16396
page-template-default,page,page-id-16396,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-4,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

La Fundación cuenta con personas voluntarias que ayudan a hacer de nuestro trabajo un servicio solidario y de implicación ciudadana. Estudiantes, titulados, trabajadores y personas con diferentes capacidades, ya están colaborando en nuestros diferentes servicios. Dinos cómo te gustaría ayudar o a qué proyecto te gustaría sumarte y contacta. Te esperamos!

 

Yovoluntari@amigosdemiranda.org

Telf. 91 061 24 95

TESTIMONIOS

¿Por qué decidí pertenecer a la Fundación Amigos de Miranda (FAM)?

Yo, Álvaro Tirado Ruiz, finalicé mi grado en Enfermería en la Universidad Alcalá de Henares en el mes de junio de 2016. Al concluir la carrera universitaria, tenía un amplio abanico de posibilidades para trabajar, centros de salud, hospitales, residencias, centros de día,… Sin embargo, ninguno de los puestos de trabajo convencionales me convencía.

Decidí formar parte del voluntariado de FAM, porque desde el primer momento que me presentaron la idea me enamoró. Y es que, se trata de un proyecto que va dirigido a niños/niñas con patologías poco frecuentes. En España, existen numerosos de centros que prestan su atención a adultos y a personas mayores, sin embargo, son muy escasos aquellos que tienen como objetivo de trabajo los niños y niñas. Es más, hasta hoy en día, no consta ningún otro centro con las características y las líneas de actuación como FAM, es pionero.

Desde el primer día que empecé a trabajar como voluntario en FAM, comprendí las dimensiones reales que viven día a día estos niños/as junto con sus familias. Fue entonces cuando entendí que era un trabajo “ESPECIAL” hecho para mí. Puedo asegurar que me siento muy afortunado de poder formar parte de esta Fundación y poder ejercer mi profesión con un equipo profesional tan cualificado.

Desde el primer momento compartí el objetivo que persigue FAM, y es que, el fin trata de poder prestar atención tanto a los usuario/as como a los familiares respectivos. Es decir, se trata de un cuidado integral del usuario/a para que de esta forma mejoren su calidad de vida en su máximo potencial posible y que de igual manera sus familiares puedan llevar una vida más normalizada, reinsertándose en la vida laboral, teniendo tiempo libre/ocio,…

Desde mi posición como enfermero, me comprometo a perseguir los objetivos de FAM, siempre bajo el rigor de la evidencia científica.

“Sé el cambio que quieres ver en el mundo” – Mahatma Ghandi

Esta frase refleja el poder individual que tenemos todos/as nosotros/as. Ya que, el cambio colectivo comienza por el cambio individual y mi experiencia y compromiso con FAM parte de ese trabajo propio que pretendo reflejar en mi labor como educadora social. Decidí formar parte de este proyecto por varios motivos: uno de ellos es por la excesiva dificultad que hoy en día existe para los profesionales del ámbito social y, otro, por la ilusión, la confianza y la oportunidad que se me brindó para ser parte del equipo de FAM empezando el proyecto desde cero y ajustado a la realidad social en la que nos centraremos.

Que una persona y/o colectivo se encuentren o se acerquen a una situación de exclusión social, no es más que un reflejo de la sociedad de la que formamos parte todos y todas. Sociedad que ignora, discrimina y excluye por la falta de sensibilización e información sobre las realidades tan complicadas a las que se enfrentan diariamente muchas personas. Nos encontramos en una etapa en la que predomina el individualismo y la deshumanización hacia ciertas situaciones que creemos que nunca nos van a afectar, pero, como personas miembros de una sociedad tenemos la obligación de responder y actuar en contra de todas aquellas situaciones que perpetúen los procesos de exclusión y/o marginación o por lo menos, ser conscientes y consecuentes.

Por ello, FAM se articula como alternativa real a esta situación con el compromiso y experiencia de un gran equipo de profesionales y por esto, decidí caminar junto a ellos.

En este voluntariado para mí es un reto para aprender y hacer unas posibilidades con unos conocimientos desarrollados y expresar con nuestros sentimientos, mi futuro debe ser normal y corriente porque quiero dedicar mi tiempo y conocer nuevas experiencias a la vida cotidiana, pero real. Mi objetivo es desempeñar un buen trabajo y poder colaborar con las personas todas las vivencias que vamos a compartir todos estos años.

Para mí este Voluntariado ha significado una ayuda muy buena, pero con mucha conexión con las personas y sabiendo que las cosas se hacen día a día.  Cuando me enteré en venir aquí, supe que todos mis retos y mis sueños se pudieran cumplir de verdad.

No podía creer que iba a trabajar de verdad, me quiero convertir en una persona más importante a la vida y saber tener conocimientos desarrollados para poder emprender un camino bien directo que me lleve ante las personas que quieran compartir buenos momentos. Y poder ver y sentir todas las Habilidades que tenemos mentalmente a otros buenos recuerdos, poder llevarme el cariño de las personas y que el ambiente se prenda de nuevos colores. Y conseguir que las estrellas se brindan de amor porque todo el existir se lleva el querer y que la vida pueda hacernos humildes y buenas palabras sensatas.

Siempre llevaremos una carga de energía y poder reconocer todos los sueños que queremos hacer realidad, hay que comprender que la vida y el amor es muy difícil de estudiarlo.

Quiero poner unos retos bien organizados, pero teniendo mucho éxito en la vida y hacer sueños mezclando la alegría y la empatía,

Soy una mujer capacitada con unos dones especiales para cada cosa que haga día a día, pero teniendo los límites y mis puntos fuertes. Sé que la vida es una gozadora de disfrutar a lo grande, pero temo que el miedo no consigue retos y ni tampoco hace soñar las Verdades que tenemos en nuestra cabeza y sabiendo que las cosas y los retos se cumplen con sueños reales, no quiero la guerra porque hace sufrir aquellas personas que están viviendo en pleno día de la hora, el reloj de la ley nos pide silencio y el mal estar de aquellos sufrimientos que sufrimos. Quitaremos esos rencores de nuestro corazón y hagamos una vida sana y cogiendo las ramas de la cortesía y pidamos al cielo de los Sagrados Padres que reconstruyan el árbol Arqueológico de la familia y sigamos el reto o la meta que con eso lo arreglamos sin ningún pudor.

+ Álvaro

¿Por qué decidí pertenecer a la Fundación Amigos de Miranda (FAM)?

Yo, Álvaro Tirado Ruiz, finalicé mi grado en Enfermería en la Universidad Alcalá de Henares en el mes de junio de 2016. Al concluir la carrera universitaria, tenía un amplio abanico de posibilidades para trabajar, centros de salud, hospitales, residencias, centros de día,… Sin embargo, ninguno de los puestos de trabajo convencionales me convencía.

Decidí formar parte del voluntariado de FAM, porque desde el primer momento que me presentaron la idea me enamoró. Y es que, se trata de un proyecto que va dirigido a niños/niñas con patologías poco frecuentes. En España, existen numerosos de centros que prestan su atención a adultos y a personas mayores, sin embargo, son muy escasos aquellos que tienen como objetivo de trabajo los niños y niñas. Es más, hasta hoy en día, no consta ningún otro centro con las características y las líneas de actuación como FAM, es pionero.

Desde el primer día que empecé a trabajar como voluntario en FAM, comprendí las dimensiones reales que viven día a día estos niños/as junto con sus familias. Fue entonces cuando entendí que era un trabajo “ESPECIAL” hecho para mí. Puedo asegurar que me siento muy afortunado de poder formar parte de esta Fundación y poder ejercer mi profesión con un equipo profesional tan cualificado.

Desde el primer momento compartí el objetivo que persigue FAM, y es que, el fin trata de poder prestar atención tanto a los usuario/as como a los familiares respectivos. Es decir, se trata de un cuidado integral del usuario/a para que de esta forma mejoren su calidad de vida en su máximo potencial posible y que de igual manera sus familiares puedan llevar una vida más normalizada, reinsertándose en la vida laboral, teniendo tiempo libre/ocio,…

Desde mi posición como enfermero, me comprometo a perseguir los objetivos de FAM, siempre bajo el rigor de la evidencia científica.

+ Laura

“Sé el cambio que quieres ver en el mundo” – Mahatma Ghandi

Esta frase refleja el poder individual que tenemos todos/as nosotros/as. Ya que, el cambio colectivo comienza por el cambio individual y mi experiencia y compromiso con FAM parte de ese trabajo propio que pretendo reflejar en mi labor como educadora social. Decidí formar parte de este proyecto por varios motivos: uno de ellos es por la excesiva dificultad que hoy en día existe para los profesionales del ámbito social y, otro, por la ilusión, la confianza y la oportunidad que se me brindó para ser parte del equipo de FAM empezando el proyecto desde cero y ajustado a la realidad social en la que nos centraremos.

Que una persona y/o colectivo se encuentren o se acerquen a una situación de exclusión social, no es más que un reflejo de la sociedad de la que formamos parte todos y todas. Sociedad que ignora, discrimina y excluye por la falta de sensibilización e información sobre las realidades tan complicadas a las que se enfrentan diariamente muchas personas. Nos encontramos en una etapa en la que predomina el individualismo y la deshumanización hacia ciertas situaciones que creemos que nunca nos van a afectar, pero, como personas miembros de una sociedad tenemos la obligación de responder y actuar en contra de todas aquellas situaciones que perpetúen los procesos de exclusión y/o marginación o por lo menos, ser conscientes y consecuentes.

Por ello, FAM se articula como alternativa real a esta situación con el compromiso y experiencia de un gran equipo de profesionales y por esto, decidí caminar junto a ellos.

+ Claudia

En este voluntariado para mí es un reto para aprender y hacer unas posibilidades con unos conocimientos desarrollados y expresar con nuestros sentimientos, mi futuro debe ser normal y corriente porque quiero dedicar mi tiempo y conocer nuevas experiencias a la vida cotidiana, pero real. Mi objetivo es desempeñar un buen trabajo y poder colaborar con las personas todas las vivencias que vamos a compartir todos estos años.

Para mí este Voluntariado ha significado una ayuda muy buena, pero con mucha conexión con las personas y sabiendo que las cosas se hacen día a día.  Cuando me enteré en venir aquí, supe que todos mis retos y mis sueños se pudieran cumplir de verdad.

No podía creer que iba a trabajar de verdad, me quiero convertir en una persona más importante a la vida y saber tener conocimientos desarrollados para poder emprender un camino bien directo que me lleve ante las personas que quieran compartir buenos momentos. Y poder ver y sentir todas las Habilidades que tenemos mentalmente a otros buenos recuerdos, poder llevarme el cariño de las personas y que el ambiente se prenda de nuevos colores. Y conseguir que las estrellas se brindan de amor porque todo el existir se lleva el querer y que la vida pueda hacernos humildes y buenas palabras sensatas.

Siempre llevaremos una carga de energía y poder reconocer todos los sueños que queremos hacer realidad, hay que comprender que la vida y el amor es muy difícil de estudiarlo.

Quiero poner unos retos bien organizados, pero teniendo mucho éxito en la vida y hacer sueños mezclando la alegría y la empatía,

Soy una mujer capacitada con unos dones especiales para cada cosa que haga día a día, pero teniendo los límites y mis puntos fuertes. Sé que la vida es una gozadora de disfrutar a lo grande, pero temo que el miedo no consigue retos y ni tampoco hace soñar las Verdades que tenemos en nuestra cabeza y sabiendo que las cosas y los retos se cumplen con sueños reales, no quiero la guerra porque hace sufrir aquellas personas que están viviendo en pleno día de la hora, el reloj de la ley nos pide silencio y el mal estar de aquellos sufrimientos que sufrimos. Quitaremos esos rencores de nuestro corazón y hagamos una vida sana y cogiendo las ramas de la cortesía y pidamos al cielo de los Sagrados Padres que reconstruyan el árbol Arqueológico de la familia y sigamos el reto o la meta que con eso lo arreglamos sin ningún pudor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Aviso Legal